El Euribor (acrónimo de Euro InterBank Offered Rate) es el índice más utilizado para calcular la revisión de los tipos de interés variable en las hipotecas. 

En los préstamos hipotecarios a interés variable, el tipo de interés al que el prestatario debe devolver la cantidad prestada está compuesta por un porcentaje fijo y un índice de referencia, que habitualmente es el Euribor. 

El tipo de interés se revisa semestral o anualmente, varía en función de la evolución del índice al que esté referenciado, por lo que las cuotas mensuales que ha de pagar el hipotecado pueden subir o bajar. 

Es por ello que la relación entre Euribor y préstamos hipotecarios es estrecha y vinculante. 

Subida del Euribor¿Por qué se produce la subida del euríbor? 

Las variaciones que se producen en el euribor están directamente relacionadas con las operaciones económicas que se efectúan dentro del territorio europeo. 

Para resumir, si no se producen muchas operaciones, es decir, hay poco dinero en circulación, el Euribor sube. Al contrario, cuando hay mucho movimiento monetario, el Euribor suele bajar. 

¿Qué consecuencias tiene la subida del Euribor? 

Su subida trae consigo consecuencias que afectarán a gran cantidad de la población, especialmente a las hipotecas de tipo variable. 

Pero también tiene otros efectos: 

  • Disminución del consumo. 
  • Encarecimiento de los créditos al consumo y para empresas. 
  • Aumento de la morosidad. 
  • Y por supuesto, la subida de las hipotecas, que ya hemos comentado.

¿Sólo afecta la subida del Euribor a las hipotecas variables?

Afecta a las hipotecas variables, pero también a las mixtas. No afecta directamente a las hipotecas fijas, ya que las entidades financieras suben el tipo de interés de estas con el objetivo de hacer siempre las hipotecas variables más atractivas.

¿A qué esperas para ponerte en contacto con nosotros? En Donpiso te ayudaremos con el mejor asesoramiento profesional.